jueves, 29 de julio de 2021

Huelva: se mantienen las celebraciones

Decreto de Monseñor don Santiago Gómez Sierra, Obispo de Huelva, España, de fecha 29 de julio de 2021:

En conformidad con lo dispuesto por el Santo Padre Francisco en la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio Traditionis Custodes, teniendo en cuenta, como se dice en su art. 2, que es exclusiva competencia del obispo diocesano autorizar el uso del Missale Romanum de 1962 en su diócesis, y teniendo constancia que los fieles que asisten a la Santa Misa según dicho Misal en la Diócesis de Huelva aceptan con obediencia filial las enseñanzas del Concilio Vaticano II y del Magisterio de los Sumos Pontífices, vengo en disponer para su cumplimiento en esta Diócesis onubense, mediante el presente:

DECRETO:

1º Que el lugar donde podrá seguir celebrándose la Santa Misa, según el Missale Romanum de 1962 es la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores, de Palos de la Frontera.

2º Que los días en que se permite la celebración eucarística con el antedicho Misal son los siguientes: Tríduo Pascual, domingos y solemnidades del Señor, de la Bienaventurada Virgen María y de los santos inscritos en el calendario general.

3º Que autorizamos al Rvdo. P. José Luis Millán Romero, O.F.M. utilizar el Missale Romanum de 1962, y le nombramos delegado del obispo para que se encargue de las celebraciones y de la atención pastoral de dichos fieles, como ha venido haciendo hasta ahora.

Huelva, 29 de julio de 2021, memoria litúrgica de los Santos Marta, María y Lázaro, amigos del Señor.

+ Santiago, Obispo de Huelva

Enlace

miércoles, 28 de julio de 2021

Obispo de Phoenix: nuestra diócesis está bendecida con numerosos fieles a la forma extraordinaria

Decreto de Monseñor Thomas J. Olmsted, Obispo de Phoenix, Arizona, Estados Unidos, de 23 de julio de 2021:

Resultando, que el Papa Francisco ha emitido el motu proprio Traditionis Custodes el 16 de julio de 2021 sobre el uso de la Liturgia Romana anterior a la Reforma de 1970.

Resultando que, como Obispo de Phoenix, soy el moderador, promotor y guardián de la entera vida liturgica de nuestra Iglesia particular encomendada a mi, y regulo las celebraciones litúrgicas en esta diócesis (art. 2).

Resultando que somos bendecidos en la Diócesis de Phoenix por tener numerosos fieles que son fuertemente devotos de esta forma de la plegaria de la Iglesia, y estoy agradecido por su continua presencia en la vida de esta Diócesis.

Ahora, de acuerdo con las normas y dirección dada en Traditionis Custodes, por la presente decreto lo siguiente:

- Ha sido determinado que los grupos en la Diócesis de Phoenix que celebran con el misal anterior a la reforma de 1970 no niegan la validez y legitimidad de la reforma litúrgica dictada por el Concilio Vaticano II ni el Magisterio de los Sumos Pontífices (art. 3, 1).

- Que los grupos pueden reunirse para la celebración eucarística con el Misal Romano de 1962 en cualquier capilla, oratorio, misión, e iglesia no parroquial dentro de la Diócesis de Phoenix (art. 3, 2).

- Debido a las vibrantes comunidades que ya tienen establecidas Misas con el Misal Romano de 1962, de acuerdo con el canon 87 del Código de Derecho Canonico, dispenso de las restricciones de lugar y concedo permiso a las siguientes iglesias parroquiales (art. 3, 2): Catedral de los Santos Simón y Judas, Parroquias de Santa Ana, Santa Bernadette, Santa Catalina de Siena, San Juan Bautista, Santa Margarita María y Nuestra Señora de Guadalupe.

- Estos grupos gozan de permiso para la celebración con el Misal Romano de 1962 en los lugares aprobados cualquier día de la semana. En estas celebraciones las lecturas serán proclamadas en lengua vernácula, usando traducciones de la Sagrada Escritura aprobada por la Conferencia Episcopal (art. 3, 3).

- Nombraré un delegado que se encargará de estas celebraciones y del cuidado pastoral de estos grupos de fieles (art. 3, 4).

- Que la parroquia personal Mater Misericordiae es verdaderamente efectiva para el crecimiento espiritual de sus fieles que desean ser parte de una comunidad que adora a través de la Forma Extraordinaria de la liturgia en la Diócesis de Phoenix y será mantenida. Conservo Mater Misericordiae como parroquia personal, y puede continuar sirviendo a los fieles con la celebración con el Misal Romano de 1962 y en su templo parroquial (art. 3.5).

- Los sacerdotes ordenados después del 16 de julio de 2021 que desean celebrar usando el Misal Romano de 1962 deben contactar con mi delegado (art. 4).

- Los sacerdotes que ya celebran con el Misal de 1962 pueden continuar haciéndolo conforme a las normas de Traditionis Custodes y este decreto (art. 5).

- Los sacerdotes ordenados antes del 16 de julio de 2021 que no celebraban con el Misal Romano de 1962 pueden aprender a celebrar esta liturgia bajo la dirección de mi delegado.

El motu proprio concierne solamente a grupos reunidos para celebraciones eucarísticas usando el Misal de 1962. Las Misas celebradas con dicho Misal sine populo y todas las otras liturgias y bendiciones en la Forma Extraordinaria no están afectadas por estas normas.

Este decreto entra en vigor de inmediato.

+ Thomas J. Olmsted, Obispo de Phoenix.

Enlace

Arzobispo de Hobart: no hay cambios

Comunicado de Monseñor Julian Porteus, Arzobispo de Hobart, en Tasmania, Australia, sobre el motu proprio Traditionis Custodes:

Después de haber revisado completamente el contenido del motu proprio y haberlo considerado cuidadosamente, me gustaría informar a los fieles católicos en Tasmania que, por razones pastorales, los arreglos existentes para la celebración se mantendrán en este momento.

Obispo de San Bernardino: continúan las celebraciones

Comunicado de Monseñor Alberto Rojas, Obispo de San Bernardino, en California, Estados Unidos, de 27 de julio de 2021:

El Papa Francisco ha buscado colocar en las manos de los Obispos la jurisdicción sobre las celebraciones en este rito. El documento nos llama también a la unidad en la celebración de la Eucaristía, reafirmando la primacía de la forma Ordinaria de la Misa como venimos practicando desde el Concilio Vaticano II.

La celebración de la Misa Tradicional Latina es limitada en nuestra diócesis, ofrecida semanalmente en dos de nuestras parroquias... He tomado la decisión de que continúe ofreciéndose en estas dos parroquias según el actual horario.

Esto requiere de mi una dispensa de uno de los artículos de Traditionis Custodes. En adición para la celebración en estas parroquias, las lecturas serán proclamadas en lengua vernácula, usando la traducción de la Sagrada Escritura aprobada por la Conferencia de Obispos de Estados Unidos. Finalmente los sacerdotes de nuestra diócesis que quieran celebrar Misa Tradicional Latina en una de estas dos parroquias, ahora necesitará obtener facultades del Obispo.

Para terminar, recordemos que somos uno en la celebración de la Eucaristía, en la que compartimos esencial alimento con la presencia del Cuerpo y Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Todos los diferentes ritos de la Misa tienen ese común propósito y son un regalo para nosotros.

Diócesis de San Bernardino

Nuevas declaraciones del Obispo de Toulon

En declaraciones a Aleteia, recogidas a su ves por Riposte Catholique, Monseñor Dominique Rey, Obispo de Frejus-Toulon se expresa así:

La diversidad de formas litúrgicas -latinas u orientales- en el seno del catolicismo no oscurecen esta unidad, pues su corazón es el mismo, gracias a la presencia real y sustancial de Dios. El Papa Francisco no ha abolido el misal de San Juan XXIII pero quiere asegurarse de que aquellos que lo siguen no se separan de la Iglesia universal, que permanecen fieles al deseo de reconciliación querido por su predecesor Benedicto XVI. La Iglesia está muy ligada al principio de subsidiariedad y es por ello que el Santo Padre quiere que el motu proprio sea aplicado siguiendo el discernimiento de los obispos, según ls realidades de cada diócesis...

... Como solicita el motu proprio, voy a nombrar un delegado episcopal encargado del seguimiento de estas comunidades para favorecer su integración en nuestra diócesis. Como pastor del rebaño que me ha sido confiado, debo estar con todos los católicos de Var, reunirlos en la fe de la Iglesia, pero también movilizarlos para el anuncio del Evangelio a todos los que están distanciados de la fe de la Iglesia. No cuento por lo tanto con dejar caer a los fieles ligados a la liturgia tridentina, que tienen una gran fuerza misionera, y encontraré por tanto las soluciones para que estos católicos puedan estar perfectamente unidos a la vida eclesial sin estar obligados a renunciar a una liturgia tan fecunda en santos y en vocaciones a través de los siglos, hasta hoy.

Riposte Catholique

martes, 27 de julio de 2021

Cardenal Cupich: aplicar Traditionis Custodes manteniendo las celebraciones

Declaración de Su Eminencia Blaise Cardenal Cupich, Arzobispo de Chicago, en Illinois, Estados Unidos, de fecha 21 de julio de 2021:

Tomaré tiempo para estudiar, reflexionar y consultar con otros para, en su debido tiempo, ofrecer un camino para implementar lo que el Santo Padre nos ha pedido hacer, teniendo en mente el principio de unidad y la capacidad de autorizar apropiadamente el uso del misal de 1962. Mientras tanto las prácticas actuales sobre el Misal de 1962 permanecen.

Enlace 

Arzobispado de Oviedo: se mantendrá la Misa tradicional

Según informa Infocatólica de fuentes diocesanas, en Oviedo se mantendrán las celebraciones de la Forma Tradicional Latina de la Santa Misa, adaptándolas a las normas del motu proprio Traditionis Custodes:

Según informan fuentes diocesanas a InfoCatólica, en la Archidiócesis de Oviedo hay un pequeño grupo de fieles que llevan años celebrando cada domingo la Santa Misa según el Vetus Ordo. Aceptan el Concilio Vaticano II, el magisterio del Papa Francisco y el Misal de San Pablo VI, y a su vez quieren seguir celebrando según el Misal de San Pío V/San Juan XXIII.

El Arzobispo, Mons. Jesús Sanz Montes, nombrará delegado suyo «ad hoc» a un sacerdote para que atienda litúrgicamente a ese pequeño grupo de fieles, y podrán seguir celebrando la Santa Misa según ese rito, en una iglesia no parroquial -así lo indica Traditionis custodes- designada al efecto.

Por otra parte la Peregrinación de Nuestra Señora de la Cristiandad a Covadonga se ha desarrollado con éxito, como muestra la fotografía. A pesar de la limitación de las celebraciones con el misal de San Juan XXIII a las misas de campaña, los peregrinos han sido bien acogidos por las autoridades diocesanas.

Infocatólica

Obispo de Savannah: he encontrado gran reverencia en la forma extraordinaria

Comunicado de Monseñor Stephen D. Parkes, Obispo de Savannah, Georgia, Estados Unidos, de 22 de julio de 2021:
Conocí la Misa en la Forma Extraordinaria después de mi Ordenación como su Obispo, y encontré una gran reverencia y misterio allí. En cada celebración de la Misa, independientemente del Misal que se use, es mi plegaria que todos seamos atraídos hacia el don y el misterio de la Presencia Real de Cristo. 
Únase a mí para pedir el cuidado de la Santísima Madre y la sabiduría de San José mientras yo, como su pastor, discierno el espíritu de lo que el Papa Francisco nos está pidiendo y determino la implementación adecuada de estas pautas en toda nuestra Diócesis. Hasta que se tomen estas decisiones, los sacerdotes de las parroquias ya programadas para ofrecer Misa en forma extraordinaria tienen permiso para hacerlo.

Diócesis de Savannah

lunes, 26 de julio de 2021

Artículo en Le Figaro: El Papa no logrará eliminar la misa tradicional porque su decisión está fuera de la realidad

Artículo de Jean-Marie Guénois en el diario Le Figaro. Resumen en Le Salon Beige del que extraemos algunos fragmentos: 

Francisco no abroga el rito pre-conciliar, no tiene ni el derecho ni el poder para hacerlo. Su objetivo es erradicar su uso y la idea de que este rito puede subsistir al lado o en paralelo, como alternativa posible, del rito conciliara llamado "de Pablo VI".

El motu proprio de Francisco no tendrá éxito porque la investigación mundial que preparó esta decisión y los consejeros litúrgicos que la rodean no tienen una experiencia concreta de las comunidades reales reunidas por este tipo de liturgia, cuya motivación se ha multiplicado por diez después de estas medidas restrictivas. Fue una decisión fuera de la realidad (hors-sol). Un análisis lógico, coherente, racional, pero tomado en el laboratorio, a partir de archivos, opiniones, lejos de las comunidades interesadas y de los fieles que las animan.

Esta joven generación -minoría-, más o menos “tradicional” comprometida tanto en el plano social como en el espiritual, ya no se reconoce en las luchas conciliares y anticonciliares de sus mayores. Estos jóvenes forman el laboratorio de la Iglesia católica del mañana y se experimentan a sí mismos como tales: ¡son la generación Francisco-Benedicto! 

Un sacerdote que celebra en ambos ritos me dijo esta semana: "Francisco hace una pregunta justa pero la contesta injustamente". Sí, hay injusticia en el aire, especialmente cuando observamos, de hecho, la forma en que Francisco trata a los tradicionales y la forma en que acoge a otras "comunidades". Estos jóvenes "tradismáticos" quedarán profundamente heridos por esta decisión de Francisco.

Básicamente, este motu proprio Francisco contra el motu proprio Benedicto no es una lucha de retaguardia sino la última de las luchas de la era postconciliar. En esto es espectacular y magistral.

Se oponen dos visiones. Tengo a disposición los asombrosos textos del cardenal Ratzinger y Benedicto XVI sobre la liturgia que quizás ayuden a quienes todavía piensan que hay una continuidad en este nivel entre los dos pontificados.


Artículo en Religión en Libertad: se restringen derechos basándose en acusaciones de extrema generalidad

El artículo lleva el título "El final de Summorum Pontificum", es de fecha 17 de julio, y está firmado por Carmelo López-Arias

El texto completo lo tienen en Religión en Libertad, pero hay algunos aspectos muy interesantes que podemos subrayar:

El motu proprio Traditionis Custodes modifica radicalmente la situación de las congregaciones, sacerdotes y fieles acogidos a él. Se enfrentan a un vuelco dramático en su vida espiritual y a decisiones trascendentes.

El Papa plantea su decisión como respuesta al cuestionario que remitió la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre el cumplimiento del motu proprio Summorum Pontificum. Sin embargo ni las preguntas del cuestionario versaban sobre las intenciones que llevaron a Benedicto XVI a promulgar Summorum Pontificum, ni las respuestas conocidas (algunas tan relevantes como la del episcopado frances) dibujan una realidad como la que apunta la Carta con la que Francisco acompaña Traditionis Custodes

Cuando se conoció el cuestionario hace un año, muchos sospecharon que se trataba de preparar el terreno a la decisión preconcebida que se ha tomado ahora. Los hechos no les desmienten: más que una consecuencia del cuestionario, Traditionis Custodes se intuye como su causa.

El nuevo motu proprio impone una severísima restricción de derechos basándola en acusaciones de una extrema generalidad que se afirman sin probarse.

La aplicación de Summorum Pontificum ha sido pacífica donde el obispo ha querido, y problemática donde el obispo ha preferido dificultarla. De forma que para suprimir Summorum Pontificum, se utilizan los criterios de los obispos que han dificultado su aplicación.

La Carta que acompaña a Traditionis Custodes es, por último, muy clara en la proclamación de sus objetivos. El Papa pide a los obispos que trabajen "por la vuelta a una forma unitaria de celebración". Y declara que aquello que todavía se permite es por "el bien de quienes están arraigados en la forma de celebración anterior" y -ésta es la clave- "necesitan tiempo para volver al Rito Romano promulgado por los santos Pablo VI y Juan Pablo II".

Ya se anticipa, pues, que la convivencia que aún se tolera de la misa tradicional con la misa postconciliar es solo temporal y que su finalidad es facilitar la desaparición de aquélla. Un empeño abocado al fracaso (pues la misa tradicional es milenaria y su uso libre fue garantizado por San Pío V hace 451 años, no por Summorum Pontificum), pero sumamente revelador.

Religión en Libertad

Obispo de Bridgeport: aunar variedad y obediencia

En carta a sus sacerdotes de 19 de julio de 2021 Monseñor Frank Caggiano, Obispo de Bridgeport, admite que es necesario tiempo de estudio para ver como conservar en la diócesis las celebraciones con la forma extraordinaria y a la vez dar cumplimiento a las normas dictadas por el Papa.

Los sacerdotes de la diócesis que celebran con el Misal de San Juan XXIII deberán hacerle llegar una solicitud antes del día 29 de septiembre, incluidos los que celebran Misa privada.

Monseñor Caggiano afirma que:

Seguimos comprometidos en ofrecer un servicio pastoral genuino a las personas confiadas a nuestro cuidado, permitiéndoles una variedad de expresiones litúrgicas legítimas a partir de las cuales puedan crecer en su amor por el Señor a través de la adoración correcta de Él.

Debemos tratar de implementar las provisiones en el nuevo motu proprio de manera que evitemos exacerbar las divisiones que ya pueden existir en nuestra Iglesia diocesana, mientras permanecemos obedientes a lo que el documento requiere.

Si bien la gran mayoría de los que asisten a la celebración de la Misa según el Misal de 1962 están comprometidos con la Iglesia y son fieles a todas sus enseñanzas, son muy pocas las voces estridentes que, dentro y fuera de la diócesis, han puesto en tela de juicio la legitimidad del Concilio Vaticano II, la legitimidad de la liturgia reformada promulgada por el Papa San Pablo VI y la autoridad eclesial universal del Papa Francisco. Estas posiciones deben ser refutadas y corregidas en cada nivel de nuestra vida eclesiástica.

Diócesis de Bridgeport

Obispo Mutsaerts: la Liturgia no es el juguete de los Papas

Contudente artículo sobre Traditionis Custodes, publicado por Monseñor Robertus Mutsaerts, Obispo Auxiliar de la diócesis de Hertogenbosch en Holanda:
El Papa Francisco promueve la sinodalidad: todos deben poder hablar, todos deben ser escuchados. Este no fue el caso de su motu proprio Traditionis Custodes, publicado recientemente, un ukase [edicto imperial] que debe poner fin de inmediato a la misa en latín tradicional. Al hacerlo, Francisco borra de un plumazo Summorum Pontificum, el motu proprio del Papa Benedicto, que dio un amplio alcance a la antigua Misa.

El hecho de que Francisco use aquí la autoridad sin ninguna consulta, indica que está perdiendo autoridad. Esto ya fue evidente cuando la Conferencia Episcopal Alemana no aceptó el consejo del Papa sobre el proceso de sinodalidad. Lo mismo ocurrió en Estados Unidos cuando el Papa Francisco pidió a la Conferencia Episcopal que no preparara un documento sobre la comunión digna. El Papa debe haber pensado que sería mejor [en este caso] no dar más consejos, sino un mandato de ejecución, ¡ahora que estamos hablando de la Misa tradicional!

El lenguaje utilizado se parece mucho a una declaración de guerra. Todo Papa desde Pablo VI siempre ha dejado espacios abiertos para la antigua Misa. Si se hicieron cambios fueron revisiones menores; ver, por ejemplo, los indultos de 1984 y 1989. Juan Pablo II creía firmemente que los obispos debían ser generosos al permitir la Misa Tridentina. Benedicto XVI abrió la puerta de par en par con el Summorum Pontificum: "Lo que era sagrado entonces es sagrado ahora". Francisco la cierra de un portazo a través de Traditionis Custodes. Se siente como una traición y es una bofetada a sus predecesores.

Por cierto, la Iglesia nunca ha abolido liturgias. Ni siquiera Trento lo hizo. Francisco rompe completamente con esta tradición. El motu proprio contiene, breve y poderosamente, algunas proposiciones y mandatos. Las cosas se explican con más detalle por medio de una declaración más larga adjunta. Esta declaración contiene bastantes errores fácticos. Uno de ellos es la afirmación de que lo que hizo Pablo VI después del Vaticano II es lo mismo que hizo Pío V después de Trento. Esto está completamente lejos de la verdad. Recuerde que antes de Trento había varios textos transcritos en circulación y las liturgias locales habían surgido aquí y allá. La situación era un desastre.

Trento quería restaurar las liturgias, eliminar las inexactitudes y verificar la ortodoxia. Trento no se preocupó por reescribir la liturgia, ni por nuevas adiciones, nuevas oraciones eucarísticas, un nuevo leccionario o un nuevo calendario. Se trataba de garantizar una continuidad orgánica ininterrumpida. El misal de 1570 se remonta al misal de 1474 y así sucesivamente hasta el siglo IV. Hubo continuidad desde el siglo IV en adelante. Después del siglo XV, hay cuatro siglos más de continuidad. De vez en cuando, había como mucho algunos cambios menores: la adición de una fiesta, conmemoración o rúbrica.

En el documento conciliar Sacrosanctum Concilium, El Vaticano II pidió reformas litúrgicas. A fin de cuentas, este era un documento conservador. Se mantuvo el latín, los cantos gregorianos conservaron su lugar legítimo en la liturgia. Sin embargo, los desarrollos que siguieron al Vaticano II están muy lejos de los documentos del concilio. El infame "espíritu del concilio" no se encuentra en ningún lugar en los textos conciliares. Solo el 17% de las oraciones del antiguo misal de Trento se encuentran en el nuevo misal de Pablo VI. Difícilmente se puede hablar de continuidad, de desarrollo orgánico. Benedicto reconoció esto, y por eso dio un amplio espacio a la Misa Antigua. Incluso dijo que nadie necesitaba su permiso (“lo que era sagrado entonces sigue siendo sagrado ahora”).

El Papa Francisco pretende ahora que su motu proprio pertenece al desarrollo orgánico de la Iglesia, lo que contradice totalmente la realidad. Al hacer prácticamente imposible la Misa en latín, finalmente rompe con la antigua tradición litúrgica de la Iglesia Católica Romana. La liturgia no es un juguete de los papas; es patrimonio de la Iglesia. La Misa Antigua no se trata de nostalgia o gusto. El Papa debería ser el guardián de la Tradición; el Papa es un jardinero, no un fabricante. El derecho canónico no es simplemente una cuestión de derecho positivo; También existe la ley natural y la ley divina, y, además, existe la Tradición que no puede simplemente dejarse de lado.

Lo que el Papa Francisco está haciendo aquí no tiene nada que ver con la evangelización y menos aún con la misericordia. Es más como una ideología.

Si acudes a cualquier parroquia donde se celebre la Misa Antigua. ¿Qué encuentras ahí? Personas que solo quieren ser católicas. Por lo general, estas no son personas que se involucran en disputas teológicas, ni están en contra del Vaticano II (aunque sí estén en contra de la forma en que se implementó). Aman la Misa en latín por su carácter sagrado, su trascendencia, la salvación de las almas que es fundamental en ella, la dignidad de la liturgia. Te encuentras con familias numerosas; la gente se siente bienvenida. Solo se celebra en un pequeño número de lugares. ¿Por qué el Papa quiere negar ésto a la gente? Vuelvo a lo que dije antes: es ideología. O es el Vaticano II, incluida su implementación, con todas sus aberraciones, ¡o nada! El número relativamente pequeño de creyentes (un número creciente, por cierto, a medida que el Novus Ordo se derrumba) que se sienten como en casa con la Misa tradicional debe ser erradicado y será erradicado. Eso es ideología y maldad.

A partir de la fecha del motu proprio, la Misa Antigua no puede celebrarse en las iglesias parroquiales (¿dónde entonces?); necesita un permiso explícito de su obispo, quien solo puede permitirlo en ciertos días; para aquellos que serán ordenados en el futuro y quieren celebrar la Misa Antigua, el obispo debe buscar el parecer de Roma. ¡Qué dictatorial, qué poco pastoral, qué despiadado quieres ser!

Francisco, en el artículo 1 de su motu proprio, llama al Novus Ordo (la actual misa) "la expresión única del Lex Orandi del rito romano". Por tanto, ya no distingue entre la Forma Ordinaria (Pablo VI) y la Forma Extraordinaria (Misa Tridentina). Siempre se ha dicho que ambas son expresiones de la Lex Orandi , no solo el Novus Ordo. Una vez más, ¡la Misa Antigua nunca fue abolida! Nunca escuché de Bergoglio sobre los muchos abusos litúrgicos que existen aquí y allá en innumerables parroquias. En las parroquias todo es posible, excepto la Misa Tridentina. Todas las armas se preparan para erradicar la Misa Antigua.

¿Por qué? Por el amor de Dios, ¿por qué? ¿Cuál es esa obsesión de Francisco por querer desarraigar a ese pequeño grupo de tradicionalistas? El Papa debería ser el guardián de la tradición, no el carcelero de la tradición. Mientras que Amoris Laetitia se destacó en la vaguedad, Traditionis Custodes es una declaración de guerra perfectamente clara.

Sospecho que Francisco se está pegando un tiro en el pie con este motu proprio. Para la Sociedad de San Pío X, será una buena noticia. Nunca habrían podido imaginar lo en deuda que estarían con el Papa Francisco…

Rorate Caeli
Fortes in Fides

Obispo de Winona-Rochester: aseguro mi atención pastoral a los fieles

En un comunicado de 16 de julio de 2021 de Monseñor John M. Quinn, Obispo de Winona-Rochester, en Minnesota Estados Unidos, afirma que Traditionis Custodes prevé un uso más matizado de la forma extraordinaria. El obispo entiende que puede decepcionar a algunos fieles, pero solicita que sea acogido con el espíritu de unidad que el Papa pretende.

Monseñor Quinn asegura a los fieles a la forma extraordinaria su atención pastoral, para lo cual nombrará un vicario competente conforme prevé el motu proprio, para asegurar que las necesidades espirituales de estos fieles sean cubiertas. El obispo, junto a sus sacerdotes y equipo diocesano, seguirá estudiando el documento, para tomar disposiciones adecuadas a largo plazo para la celebración de la forma extraordinaria en la diócesis de Winona-Rochester.

Diócesis de Winona Rochester

Artículo en The Tablet en defensa de la Misa tradicional

 El prestigioso semanario católico de The Tablet, masivamente leído en lengua inglesa, publica un amplio artículo de Daniel McGlone titulado "En defensa de la Misa Tradicional Latina". Del que extraemos algunos párrafos:

Durante el tiempo que participé en la misa anterior a 1970 aquí en Ballarat, la he visto crecer. Parecía tener un atractivo para otras familias jóvenes de la misma manera que lo había tenido para nosotros cuando llegamos por primera vez. Los números crecieron. Personas de todo tipo de orígenes: mecánicos; trabajadores municipales; abogados fisioterapeutas; agricultores; jornaleros; maestros; limpiadores; enfermeras estudiantes; desempleados. Siempre he pensado que una parroquia no es una parroquia a menos que haya un bebé llorando durante la misa. Tenemos un pequeño coro de jóvenes haciendo este tipo de alboroto. El lugar es vital y vivo...

Asisto a ambas formas de la Misa, pero me quedé profundamente apegado a la Misa en Latín. Es como un viejo amigo que me ha guiado a través de una época oscura. Voy con regularidad y no me sorprendió que en un lugar tan dañado como Ballarat estuviera allí ofreciéndonos a mí y a mi familia consuelo. Esta experiencia de la Misa se convirtió en un ancla espiritual cuando mi experiencia del mundo secular me alejaba de la Iglesia.

La realidad es que no soy atípico. Los asistentes a la misa en latín provienen de todos los ámbitos de la vida, de una amplia variedad de orígenes sociales y ocupaciones. Sin embargo, a pesar de nuestras diferencias, todos nos unimos en un maravilloso espíritu de compañerismo como católicos.

Me gustaría decir que, como católico, me siento regularmente dañado por la Iglesia. He hablado del horror del abuso sexual. También he visto un terrible abuso financiero. Las parroquias que las familias ayudaron a construir y a las que dieron dinero con grandes gastos personales durante muchos años se vendieron sin previo aviso y por poco dinero. Los programas pastorales lanzados con gran fanfarria con publicidad costosa terminan siendo una costosa pérdida de tiempo para poco beneficio. Y ahora los extraordinarios escándalos financieros que salen de Roma. Pero lo más deprimente de todo es el desprecio que muchos clérigos parecen tener por las devociones silenciosas de la gente corriente. Es difícil no pensar que nos odian. No les hemos hecho ningún daño, así que lo único que se me ocurre para explicar esta animosidad es el desagrado por las personas vulnerables y la obligación de cuidarlas.

Los movimientos contra la misa en latín me parecen típicos de un odio clerical hacia los laicos. No lo entiendo. Quienes asisten a la misa en latín aman a la Iglesia. Amamos a Dios. Tratamos de vivir una buena vida como católicos. Como gente común que asiste a Misa, deberíamos ser para los obispos y sacerdotes nada menos que el rostro de Cristo. No estoy seguro de por qué provocamos tal desprecio.

 The Tablet

domingo, 25 de julio de 2021

Testimonio de fe

 Bonito testimonio de fe el que nos ofrece, hoy, Monseñor Robert Reed, Obispo Auxiliar de Boston. Sin duda lo que fue bello y sagrado, sigue siéndolo para nosotros:

El misal de mi madre conserva un fuerte testimonio de su fe y piedad eucarística. Mientras el sacerdote se arrodillaba en adoración de la Sagrada Hostia, ella besaba las palabras de la consagración. ¡Sesenta años después, su lápiz de labios sigue ahí!

Tweet 

Obispo de Jefferson City: comunión de los fieles con su obispo

Declaración de Monseñor W. Shawn McKnight, S.T.D., Obispo de Jefferson City, Estados Unidos, que resumimos:

Al igual que con cualquier documento disciplinario de la Santa Sede, es esencial una implementación cuidadosa y sensible al bien de los fieles de nuestra diócesis. Como observa el Papa Francisco, “Debemos reconocer que si parte de nuestro pueblo bautizado carece de sentido de pertenencia a la Iglesia, esto también se debe a ciertas estructuras y al ambiente ocasionalmente poco acogedor de algunas de nuestras parroquias y comunidades, o de una manera burocrática. de lidiar con problemas, ya sean simples o complejos, en la vida de nuestra gente ”. Es importante evitar imponer cambios de política rígida o repentinamente de una manera que pueda dañar la unidad del pueblo de Dios dentro de nuestra iglesia local.

La implementación precisa de Traditionis custodes requerirá tiempo para el estudio y la consulta con expertos en derecho canónico y otras disciplinas. Por el momento, como Obispo diocesano, le he otorgado al Padre Dylan Schrader, párroco de la Parroquia St. Brendan en México, Missouri, y ex Delegado del Obispo para la Forma Extraordinaria, la facultad necesaria para continuar usando el Missale Romanum de 1962. Estoy trabajando con el Padre Schrader para designar y establecer los lugares y horarios en los que se puede celebrar la “Misa tradicional latina” en otras partes de la diócesis durante todo el año, generalmente en días festivos importantes.

Estoy agradecido a los fieles de la Diócesis de Jefferson City dedicados a la antigua expresión del Rito Romano por sus oraciones y comunión conmigo como su obispo. Los desafío, como lo hago a todos los fieles de la diócesis, tanto ordenados como laicos, a una mayor corresponsabilidad activa en la vida parroquial y a una participación más plena en la sagrada liturgia, en particular el sacrificio eucarístico, que “es el centro de toda la vida cristiana para la Iglesia tanto universal como local, así como para cada uno de los fieles individualmente ”.

Diócesis de Jefferson City

Obispo de Limburgo: se mantienen las celebraciones

Incluso el liberal prelado Monseñor Georg Bätzing, Obispo de Limburgo y Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana no va a introducir cambios en las celebraciones con el Misal de San Juan XXIII.

Fuentes diocesanas han informado que “la práctica que se ha ensayado y probado hasta ahora –sacerdotes especialmente autorizados para la forma extraordinaria del Rito Romano en lugares fijos como Deutschordenskirche en Frankfurt– no cambiará por ahora”. 

En esta diócesis y a pedido de los fieles, los sacerdotes pueden celebrar la Misa tridentina usando el Misal de 1962 desde la década de 1980.

En este tiempo “se ha cuidado y se cuida que la celebración de las Misas no contribuya a ninguna polarización. Nuestro vicario general también está en contacto regular con los sacerdotes autorizados para este propósito”.

Aciprensa

Obispo de Oakland: continúan las celebraciones

Comunicado de Monseñor Michael C. Barber, SJ, Obispo de Oakland, en California, Estados Unidos:

El pasado viernes 16 de julio, el Santo Padre emitió instrucciones sobre el uso de la Misa Tradicional en Latín, conocida como Forma Extraordinaria. Necesitaremos tiempo para estudiar adecuadamente el documento y sus implicaciones. Mientras tanto, doy permiso a aquellos sacerdotes y parroquias que ya tienen mi autorización para ofrecer misas según el Misal de 1962 para que las sigan celebrando, siguiendo las normas de la Iglesia. La preocupación constante del Santo Padre a lo largo de su papado ha sido el cuidado de las almas y la preservación de la unidad de la Iglesia. Estos también son mis objetivos. Quiero asegurarles a los fieles de la Diócesis de Oakland que encuentran el sustento y el consuelo de Jesucristo en la antigua forma de adoración que sus necesidades espirituales seguirán siendo satisfechas.


Obispo de Valence: sin cambios en su diócesis

Comunicado de Monseñor Pierre-Yves Michel, Obispo de Valence, en Francia:

Recibo la decisión de 16 de julio del Papa Francisco sobre el uso de la liturgia romana anterior a la reforma de 1970, y la orientación que el quiere dar para toda la Iglesia.

El Santo Padre nos llama a todos a una renovación en profundidad de la liturgia, lo que no puede hacerse más que poniendo el centro en Cristo y no en la comunidad celebrante. El pide a los obispos ejercer plenamente su rol de "moderador, promotor y guardián de la vida litúrgica en la Iglesia" al servicio de la unidad en la fe y la oración.

Expreso a los fieles que celebran habitualmente con el misal de San Juan XXIII y al Padre Sébastien Dufour mi estima y mi atención.

Veremos juntos como poner en práctica las nuevas normas de la Iglesia, tomando el tiempo necesario. A día de hoy no hay cambios de lugar ni en Valence ni en Montélimar.

Nuestros hermanos de Triors, comunidad de derecho pontificio, continúan a celebrar sin cambios según lo que está aprobado para ellos por las congregaciones romanas. He podido hablar de manera fructífera con el Padre Abad a quien agradezco ayudar a comprender los retos de esta nueva etapa. Todo lo que hiere la comunión frena nuestro impulso misionero.

"¡Que todos sean uno!" (Juan 17, 21). Hagamos nuestra esta plegaria de Jesús a lo largo de este verano para vivirla como hermanos.

+Pierre-Yves Michel

Riposte Catholique

Ordenación en Nueva Zelanda

El pasado 3 de julio el Rvdo. Brendan Boyce, de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, fue ordenado sacerdote por Monseñor Denis Browne, Obispo Emérito de Hamilton. La ceremonia tuvo lugar en la iglesia de San Benito, en Newton.

Con Monseñor Browne son ya 470 los señores cardenales y obispos que han celebrado o participado de la forma extraordinaria desde el año 2007.

FSSP



Obispo Schneider: la difusión de la Misa tradicional es obra del Espíritu Santo

Amplia entrevista a Monseñor Athanasius Schneider, Obispo Auxiliar de Astana, publicada en Secretum meun mihi, de la que extraemos algunos párrafos:

Las nuevas normas del Motu Proprio degradan la forma milenaria de la lex orandi de la Iglesia romana y, al mismo tiempo, cierran “los sueños y la vida de tantas” familias católicas, y especialmente de jóvenes y sacerdotes jóvenes, cuya vida espiritual y amor por Cristo y la Iglesia han crecido y se han beneficiado enormemente de la forma tradicional de la Santa Misa.

El Motu Proprio establece un principio de rara exclusividad litúrgica, afirmando que los nuevos libros litúrgicos promulgados son la única [unica] expresión de la lex orandi del rito romano (Art. 1). Qué contraste esta posición, también, está con estas palabras de Francisco: “Es verdad, el Espíritu Santo suscita los diferentes carismas en la Iglesia; en apariencia, esto parece crear desorden, pero en realidad, bajo su guía, es una inmensa riqueza, porque el Espíritu Santo es el Espíritu de unidad, que no significa uniformidad” .
El Papa Juan Pablo II dio un ejemplo de una sincera apreciación de la forma tradicional de la Misa, cuando dijo: “En el Misal Romano, llamado ‘de San Pío V’, como en varias Liturgias Orientales, hay hermosas oraciones con las que el sacerdote expresa el sentido más profundo de humildad y reverencia ante los santos misterios: revelan la sustancia misma de cualquier liturgia”.
La Misa tradicional es un tesoro que pertenece a toda la Iglesia, ya que ha sido celebrada y profundamente apreciada y amada por sacerdotes y santos durante al menos mil años. De hecho, la forma tradicional de la Misa fue casi idéntica durante siglos antes de la publicación del Misal del Papa Pío V en 1570. Un tesoro litúrgico válido y muy estimado de casi mil años no es propiedad privada de un Papa, del cual puede disponer libremente. Por tanto, los seminaristas y sacerdotes jóvenes deben pedir el derecho a utilizar este tesoro común de la Iglesia, y si se les niega este derecho, pueden hacerlo de todos modos, quizás de forma clandestina. Esto no sería un acto de desobediencia, sino de obediencia a la Santa Madre Iglesia, que nos ha dado este tesoro litúrgico. El firme rechazo de una forma litúrgica de casi mil años por parte del Papa Francisco representa, de hecho, un fenómeno efímero frente al espíritu y la praxis constante de la Iglesia.

La difusión admirable, armoniosa y bastante espontánea y el crecimiento continuo de la forma tradicional de la Misa, en casi todos los países del mundo, incluso en las tierras más remotas, es sin duda obra del Espíritu Santo, y un verdadero signo de nuestro tiempo. Esta forma de celebración litúrgica da verdaderos frutos espirituales, especialmente en la vida de los jóvenes y conversos a la Iglesia católica, ya que muchos de estos últimos se sintieron atraídos por la fe católica precisamente por el poder irradiante de este tesoro de la Iglesia. 

Secretum meum mihi
The Remnant

sábado, 24 de julio de 2021

Arzobispo de Sidney: garantizo las celebraciones

Monseñor Anthony Colin Fisher, Arzobispo Metropolitano de Sidney y Primado de Australia al clero de su diócesis:

Por la presente garantizo temporalmente el permiso a aquellos sacerdotes que actualmente celebran la Misa con el misal de 1962 a continuar haciéndolo, tanto en privado como en aquellos lugares en los que habitualmente se celebra.

Por favor avisen a los interesados que la forma extraordinaria de la Misa continuará ofreciéndose en la diócesis en respuesta a las legítimas necesidades y deseos de los fieles, de acuerdo con las normas canónicas apropiadas.

Pido a aquellos que celebran o asisten a la Forma Extraordinaria que consideren cuidadosamente y respetuosamente las razones e instrucciones del Santo Padre, para ayudar y promover la unidad y buen orden en la Iglesia, para continuar fomentando una fructífera devoción a la Misa, y dar prioridad al servicio de las necesidades pastorales del pueblo de Dios.

Muy Reverendo Anthony Fisher, OP
Arzobispo de Sidney

Enlace

Arzobispo de Minneapolis: somos bendecidos por familias que aman la liturgia en ambas formas

 Carta a su clero de Monseñor Bernard A. Hebda, Arzobispo de Saint Paul y Minneapolis:

Necesitaré algo de tiempo para estudiar las nuevas normas, examinar nuestra situación local y buscar consejo. Con eso en mente, me complace otorgar las facultades necesarias para que aquellos sacerdotes que ya están celebrando los ritos en la Forma Extraordinaria puedan seguir haciéndolo. De manera similar, ordeno que la Misa en la Forma Extraordinaria continúe en aquellos lugares donde se ofrece actualmente en la Arquidiócesis. Sin embargo, ninguna nueva celebración litúrgica pública de la Forma Extraordinaria debe introducirse en ningún lugar de la Arquidiócesis en este momento sin mi permiso por escrito.

Si actualmente celebras la Forma Extraordinaria y deseas continuar, te pido que me escribas antes de la Solemnidad de la Asunción para solicitar autorización, como lo requiere el artículo 5 de la Traditionis custodes.

Le he pedido al obispo Andrew Cozzens que presida un grupo de trabajo para estudiar cuidadosamente las disposiciones de Traditionis custodes. En el grupo de trabajo estarán dos de nuestros sacerdotes diocesanos que han celebrado Misa regularmente en ambas formas, el Rev. Bryan Pedersen (pastor de la Iglesia Católica del Sagrado Corazón en Robbinsdale) y el Rev. John Gallas (profesor de teología en el Seminario de San Pablo). ). El grupo de trabajo también estará a cargo del Rev. Tom Margevičius, Director de la Oficina para el Culto, y Susan Mulheron, Canciller de Asuntos Canónicos. Agradezco a estas personas por ofrecerse generosamente para emprender este trabajo y espero recibir sus recomendaciones. Pronto les proporcionaré más información sobre este tema. Por ahora, sepa que agradecería sus pensamientos o inquietudes., que remitiré al grupo de trabajo.

Somos bendecidos en la Arquidiócesis por tantas personas y familias que aman la liturgia en ambas formas y encuentran en la Eucaristía el alimento que necesitan para vivir vidas ejemplares de servicio. No obstante, en esta fiesta de Nuestra Señora del Monte Carmelo, pidamos la intercesión de Nuestra Señora por una devoción aún mayor a la Eucaristía para que podamos estar unidos en una unidad aún mayor mientras caminamos juntos hacia la liturgia eterna del cielo.

Con todos los buenos deseos y la promesa de un recuerdo en mi oración, permanezco,
Fraternalmente en Cristo,
Reverendísimo Bernard A. Hebda
Arzobispo de Saint Paul y Minneapolis

Archidiócesis de Saint Paul y Minneapolis

Obispo de Pittsburgh: mantiene la Parroquia personal

Monseñor David Zubik, Obispo de Pittsburgh, mantendrá la Parroquia Personal de la Preciosísima Sangre, para la celebración diaria de la Santa Misa tradicional, sin ningún cambio. Dicha parroquia personal está encomendada al Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote.

Obispo de Arlington: mantengo las celebraciones

 Monseñor Michael Francis Burbidge, Obispo de Arlington, en Estados Unidos:

En oración y obediencia, estoy reflexionando sobre el motu proprio emitido por el Papa Francisco y discerniendo la mejor manera de implementar los cambios. Según lo autorizado por el motu proprio, tengo la intención de permitir que continúen las Misas en la Forma Extraordinaria en la Diócesis de Arlington.

Carta en el diario ABC

 Carta publicada en el diario español ABC, con fecha 23 de julio de 2021.

Clicar en la imagen:

Forma Extraordinaria en Tenerife

En cumplimiento del motu proprio Traditionis Custodes, el Obispo de San Cristóbal de la Laguna, Tenerife, Monseñor don Bernardo Álvarez Afonso, ha decretado que las celebraciones dominicales de la Misa tradicional se muevan de la parroquia en la que se celebraban a la Ermita de Nuestra Señora de Regla, capilla de finales del siglo XVII ubicada en Tenerife. Las celebraciones tendrán lugar los domingos a las 13 horas, y comenzarán el 1 de agosto.

Quedando como único sacerdote autorizado el reverendo don Luis Joaquín Gómez Jaubert, a quien se nombra delegado para la forma extraordinaria en la diócesis.

Obispo de Luçon: se mantienen las celebraciones

Comunicado de Monseñor François Jacolin, Obispo de Luçon, en Francia:

El Motu Proprio Traditionis Custodes, publicado este viernes 16 de julio por el Papa Francisco, ha suscitado en algunos fieles inquietudes comprensibles.

Se que la mayor parte de aquellos que frecuentan la forma extraordinaria del rito romano en nuestra diócesis no ponen en duda el Concilio Vaticano II y que ellos desean vivir en comunión con toda la Iglesia católica bajo la dirección del Papa.

Por el momento, nada ha cambiado en Vendée en lo que concierne a las iglesias y a los celebrantes de la forma extraordinaria.

En el próximo período pastoral, como lo pide el papa Francisco en su motu proprio, nombraré un sacerdote que será mi delegado concerniente a la forma extraordinaria del rito romano.

Pido a los fieles ligados a la forma extraordinaria acoger con un espíritu de fe y obediencia clara las razones que han llevado a nuestro Papa a promulgar su motu proprio.

Encomendémonos unos a otros en la oración a la Virgen María, Madre de la Iglesia y guardiana de su unidad en su Hijo, nuestro Señor Jesucristo.

En Luçon, 19de julio de 2021

+ François Jacolin
Obispo de Luçon

Riposte Catholique

viernes, 23 de julio de 2021

Cardenal Burke: Dios no permitirá que sea erradicado el Usus Antiquior

 Extensa declaración del Su Eminencia el Cardenal Raymond Leo Burke sobre Traditionis Custodes, de la que destacamos algunos párrafos:

Muchos fieles -laicos, ordenados y consagrados- me han expresado la profunda aflicción que les ha producido el Motu Proprio Traditionis Custodes. Los adscritos al Usus Antiquior (UA), lo que el Papa Benedicto XVI llamó la Forma Extraordinaria, del Rito Romano, se sienten profundamente descorazonados por la severidad del rigor que el Motu Proprio impone y también se sienten ofendidos por el lenguaje que emplea para describirlos, sus actitudes y su conducta. Como cristiano fiel, que también tiene un intenso vínculo con la UA, comparto plenamente sus sentimientos de profundo dolor.

Dada la importancia atribuida a la «consulta detallada» o «cuestionario», y la gravedad del asunto que trataba, parece esencial que se hagan públicos los resultados de la consulta, junto con la indicación de su carácter científico. Del mismo modo, si la Congregación para la Doctrina de la Fe opinara que hay que tomar una medida tan revolucionaria, parece que habría preparado una Instrucción o documento similar para abordarla.

En cuanto a la percepción del grave mal que constituye el UA, tengo una amplia experiencia a lo largo de muchos años y en muchos lugares diferentes con los fieles que regularmente dan culto a Dios según el UA. Con toda honestidad, debo decir que estos fieles, de ninguna manera rechazan «la Iglesia y sus instituciones en nombre de lo que se llama la ‘verdadera Iglesia'». Tampoco los he encontrado fuera de la comunión con la Iglesia o divisivos dentro de la misma. Al contrario, aman al Romano Pontífice, a sus Obispos y sacerdotes, y, cuando otros han optado por el cisma, han querido siempre permanecer en plena comunión con la Iglesia, fieles al Romano Pontífice, a menudo a costa de grandes sufrimientos. No se adscriben en absoluto a una ideología cismática o sedevacantista.

Sí, hay individuos e incluso ciertos grupos que abrazan posiciones radicales, como es el caso también en otros sectores de la vida de la Iglesia, pero no son, de ninguna manera, característicos del mayor y siempre creciente número de fieles que desean adorar a Dios según el UA. La Sagrada Liturgia no es una cuestión de la llamada «política eclesiástica», sino el encuentro más pleno y perfecto con Cristo en este mundo. Los fieles en cuestión, entre los que se encuentran numerosos jóvenes adultos y matrimonios jóvenes con hijos, se encuentran con Cristo, a través del UA, que los acerca cada vez más a Él a través de la reforma de sus vidas y la cooperación con la gracia divina que fluye desde su glorioso Corazón traspasado hasta sus corazones.

Pero, ¿puede el Romano Pontífice abrogar jurídicamente el UA? La plenitud de poder (plenitudo potestatis) del Romano Pontífice es el poder necesario para defender y promover la doctrina y la disciplina de la Iglesia. No es un «poder absoluto» que incluiría el poder de cambiar la doctrina o erradicar una disciplina litúrgica que ha estado viva en la Iglesia desde los tiempos del Papa Gregorio Magno e incluso antes. La interpretación correcta del artículo 1 no puede ser la negación de que el UA es una expresión siempre viva de «la lex orandi del rito romano». Nuestro Señor, que concedió el maravilloso don del UA, no permitirá que sea erradicado de la vida de la Iglesia.

Hay que recordar que, desde el punto de vista teológico, toda celebración válida de un sacramento, por el hecho mismo de serlo, es también, más allá de cualquier legislación eclesiástica, un acto de culto y, por tanto, también una profesión de fe. En ese sentido, no es posible excluir el Misal Romano, según el UA, como expresión válida de la lex orandi y, por tanto, de la lex credendi de la Iglesia. Se trata de una realidad objetiva de la gracia divina que no puede ser modificada por un mero acto de voluntad, incluso de la más alta autoridad eclesiástica.

El artículo 6 del Motu Proprio transfiere a la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica la competencia de los institutos de vida consagrada y las sociedades de vida apostólica asociados al UA. La observancia del UA pertenece al corazón mismo del carisma de estos institutos y sociedades. Si bien la Congregación es competente para responder a las cuestiones relativas al derecho canónico de dichos institutos y sociedades, no es competente para alterar su carisma y constituciones, con el fin de acelerar la aparentemente deseada eliminación del UA en la Iglesia.

Rezo para que los fieles no cedan al desánimo, sino que, con la ayuda de la gracia divina, perseveren en su amor a la Iglesia y a sus pastores, y en su amor a la Sagrada Liturgia. A este respecto, exhorto a los fieles a rezar con fervor por el Papa Francisco, los obispos y los sacerdotes. Al mismo tiempo, de acuerdo con el can. 212, § 3, «según la ciencia, la competencia y el prestigio que poseen, tienen el derecho, e incluso a veces el deber, de manifestar a los sagrados pastores su opinión sobre los asuntos que pertenecen al bien de la Iglesia y de darla a conocer al resto de los fieles cristianos, sin perjuicio de la integridad de la fe y de las costumbres, con reverencia hacia sus pastores y atentos al provecho común y a la dignidad de las personas». Por último, en agradecimiento a Nuestro Señor por la Sagrada Liturgia, el mayor don de Él mismo que nos ha dado en la Iglesia, les pido que sigan salvaguardando y cultivando el antiguo y siempre nuevo Uso Más Antiguo o Forma Extraordinaria del Rito Romano.

Texto completo: Infovaticana

Agradecimiento

Agradecemos la nota publicada hoy por el muy leído e informado blog La cigüeña de la Torre sobre la vuelta a la navegación de esta humilde bitácora:

https://infovaticana.com/blogs/cigona/la-reaparicion-muy-oportuna-de-accion-liturgica/

Por cierto en la última semana hemos tenido 13.000 visitas lo que  -sin llegar a las cifras de los grandes blogs de la blogosfera, ni pretenderlo- prueba que, tras dos años de silencio, nuestros amigos y lectores no nos habían olvidado.