miércoles, 22 de junio de 2022

Roche y los argumentos falaces

El flamante cardenal Roche debe agradecer el capelo con el que se ha premiado su mediocridad y a ello se debe una nueva andanada de descalificaciones contra los católicos afectos al Rito Romano Tradicional. En el enlace de Infocatólica pueden leerlas, aunque aquí no vamos a perder ni un minuto en rebatirlas. 

A Roma hoy parece preocuparle infinitamente más que católicos piadosos prefieran la Misa en el rito que conocieron sus padres y abuelos, o que los sacerdotes usen o no albas con encaje, que la apostasía silenciosa de tantos fieles, la infinitud de iglesias medio vacías, los conventos y monasterios que se cierran, los seminarios medio despoblados, la falta de cultura religiosa de los fieles, y demás calamidades, eclesiales o no, que asolan al mundo. Esto confiere un tono de inanidad pasmosa a este fin de pontificado, sobre todo teniendo en cuenta que las andanadas desautorizan con furor y frivolidad el magisterio de los dos (grandes) papas anteriores, uno de ellos con vida. 

Que Roche mienta sobre el Concilio y sobre los católicos tradicionales no es, en verdad, la noticia. Lo preocupante es la creciente falta de rigor intelectual y de caridad de todo lo que emana de los órganos de gobierno de la Iglesia. La interrupción de un crecimiento en la fe en el que ningún Papa, hasta ahora, descalificaba la obra de sus antecesores, todo lo más incrementaba y pulía el Depósito, la joya que había recibido con gratitud y con veneración a sus antecesores. 

Que consigan mermar a través de las prohibiciones e incluso de la violencia el número de templos donde se celebra con el misal de San Juan XXIII, con ser mala noticia, no es la peor. El gran drama al que asistimos perplejos es que la Roca de Pedro, el magisterio de los Papas, haya dejado de ser un puerto seguro, para mudar en una veleta que hoy apunta en una dirección y mañana en la contraria, y cuyos argumentos ya no se sustentan en análisis teológicos profundos y en la caridad de un padre, sino en descalificaciones, fobias y grosería.

Infocatólica

3 comentarios:

  1. Robustiano Matamoros22 de junio de 2022, 11:48

    Llámenme ignorante pero no entiendo cómo Benedicto nombró a este siniestro personaje llamado Roche secretario de la Congregación para el Culto.

    ResponderEliminar
  2. Y como Juan Pablo II y Benedicto XVI nombraron a los cardenales que eligieron a Francisco

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar