martes, 14 de octubre de 2014

Ite missa est

El fotógrafo Andrea Di Martino ha reunido imágenes de más de cuarenta iglesias desacralizadas en Italia, profanadas deberíamos decir, y entregadas a los más variados usos.


6 comentarios:

  1. Parece que el fenómeno de la desacralización de iglesias no sólo se da en el Norte de Europa, tan secularizada.

    Por lo demás, la foto me recuerda muchos casos de iglesias profanadas en la zona roja durante la Guerra de España. Lo que no consiguieron entonces los marxistas lo va a conseguir ahora el postconcilio.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Exacto, no se puede andar con prisas. Gracias.

      Eliminar
  3. Desde el Papa Pablo VI hasta nuestros días el numero de católicos practicantes ha disminuido de forma dramática. EL cierre de Iglesias, conventos, monasterios y seminarios, Muchas escuelas que eran católicas por la falta de religiosos que las dirigían, han pasado a patronatos laicos de padres de familia. Si la santidad de los últimos Tres Papas de midiera de manera matemática quedarían reprobados. Es como el CEO de una empresa lo califican si en su administración ¿ cuantas aperturas y cuantos cierres lograste durante tu administración ? ¿A cuantos clientes atrajiste y cuantos se fueron? Perdón que haga esta comparación pero se de muy buena fuente que así califican a los Pastores y Evangelizadores de las miles de denominaciones Protestantes. Aunque es frío es la realidad .

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Cuando me encuentro un caso así se me cae el alma a los pies.
    La falta de feligreses la ha traído entre otras cosas la actitud de muchos párrocos que parece que lo hacen a propósito celebrando de cualquier manera la Misa y politizando homilías y actividades. Muchos fieles ante eso prefieren asistir a Misa en otra parroquia, o quedarse en su casa y ver la trasmisión de la Misa por TV. Recuerdo un señor que salía enfadadísimo de su parroquia diciendo que no volvía más porque él iba a Misa y no hacer política. Y tenía toda la razón.

    ResponderEliminar
  5. Horror, dolor. Resultados tangibles de la "primavera atómica" post CVII. Un matiz a la acertada entrada de Hermenegildo: lo que no consiguieron los marxistas desde fuera de la Iglesia lo han conseguido desde dentro.

    ResponderEliminar