lunes, 30 de enero de 2017

La chapuza de Malta

Incluso un diario como El País se hace eco del golpe de estado dado por el Papa Francisco en la Orden de Malta. El "caso Malta" va a pasar a la historia como uno de los episodios más lamentables de este pontificado:

- Mescolanza insensata de temas morales, monetarios y jurídicos.
- Comisiones vaticanas de amigos, y de amigos de amigos.
- Injerencia en un sujeto de Derecho internacional similar a la Santa Sede.
- Vulneración de las constituciones de la Orden de Malta.
- Ignorancia de la historia de las relaciones entre los Romanos Pontífices y la Orden de Malta.
- Roma del lado de la facción más laicista e intrigante de la Orden, en lugar de apoyar a los religiosos de la misma.
- Ninguneo al Cardenal Patrono de la Orden por un tema ajeno a la misma (los "dubia" a la exhortación Amoris Laetitia).
- Defenestración de un Gran Maestre honrado y piadoso, con una renuncia arrancada bajo presión.
- Ridiculización de la soberanía de la Orden y, en consecuencia, de las 106 naciones que mantienen relaciones diplomáticas con la misma.

En resumen, mil años de historia vapuleados y puestos en almoneda en una semana.


2 comentarios:

  1. El País dice -y me lo creo- que es la disputa teológica más grave desde Lutero. Para que este Diario diga algo así tiene que ser realmente grave.
    Yo vengo afirmando -sin que nadie me haga caso- que al Papa Benedicto XVI le obligaron a renunciar. Yo que le conozco desde hace años ( lo he visto tres veces en Roma de Cardenal y una de Papa, aunque no he hablado con él, porque no quería interrumpir su oración ante el Santísimo, larga y prolongada ) yo sé que no es un luchador como Pío XI. Incluso tose mucho cuando teme algo.
    Pues bien después de hacerle renunciar -aunque resistió ocho años, que no es poco para él que no le gusta mandar sino insinuar- ahora la Trama de San Galo piensa que ya lo tiene todo fácil. Y qué le habrán dicho al Gran Maestre inglés para que cambie de posición en un santiamén?
    Termino como empezé para no abusar de mi tiempo. Lo que dice El País es verdad. Y añado: desde el Gran Cisma y la Rebelión Protestante no se había vivido cisis tan honda, tan honda. Cómo hemos podido llegar tan bajo? Que ni tan siquiera el Papa respeta la Ley de Dios?
    Gracias, Acción Liturgica, por haberme dejado hablar. Esta vez El País tiene toda la razón.

    ResponderEliminar
  2. Anonimo pienso como ud Yo tambien pìenso que le hicieron renunciar, aunque por el bien de la iglesia guarde respeyuoso silencio

    ResponderEliminar